Nota Periodística al Dr. Diego Glasbauer de Fundacion CASID y Centro de Dia Mano con Mano

Nota Periodística al Dr. Diego Glasbauer de Fundacion CASID y Centro de Dia Mano con Mano

EE.UU. prohibió el uso de dispositivos eléctricos para tratar comportamientos autolesivos

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) prohibió el uso de dispositivos de estimulación eléctrica (ESD) para comportamiento de auto-agresión, agresión a otros o rotura de objetos. “Presentan un riesgo irrazonable y sustancial de enfermedad o lesión”, determinaron las autoridades.

Los dispositivos de estimulación eléctrica (ESD, por su sigla en inglés) -conocidos vulgarmente como “picanas”- administran descargas eléctricas a través de electrodos unidos a la piel de las personas para interrumpir inmediatamente el comportamiento agresivo o autolesivo o intentar condicionar a las personas para que dejen de participar en dicho comportamiento.

Hace unos días la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés), dependiente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, prohibió el uso de esos ESD para tratar alteraciones del comportamiento por considerar que su uso está asociado a varios riesgos psicológicos y físicos significativos, incluido el empeoramiento de los síntomas subyacentes, depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, dolor, quemaduras y daños en los tejidos.

Además, muchas personas que están expuestas a estos dispositivos tienen discapacidades intelectuales o del desarrollo y dificultan la comunicación de su dolor.

Esta resolución se aplica solo a los ESD utilizados para conductas autolesivas o agresivas y no se aplica a los dispositivos de acondicionamiento aversivo usados para otros fines, como los utilizados para dejar de fumar, que están fuera del alcance de la resolución, u otros aprobados por la FDA como los estimuladores de electroterapia craneal o la estimulación magnética transcraneal, que tienen una garantía razonable de seguridad y eficacia para diferentes indicaciones.

En 2013, el ex relator especial de la ONU sobre la tortura Juan Méndez ya había publicado un informe que expresaba que “los derechos de los asistidos con discapacidad sometidos a descargas eléctricas y medios físicos de restricción como una intervención para el comportamiento han sido violados bajo el Convención de las Naciones Unidas contra la tortura”, además de otras normas internacionales, y pidió que se suspendiera la práctica.

Las descargas electrostáticas producen una fuerte descarga eléctrica por un período breve pero con intensidad superior a las pistolas de seguridad policíaca y, hasta esta reciente prohibición, eran legales para las personas con discapacidad intelectual en los Estados Unidos.

“Luego de una larga espera y gran lucha, hemos logrado, junto a varias organizaciones de derechos de las Personas con Discapacidad que ‘el Norte’, prohíba este tipo de supuestas terapias”, afirmó el presidente de la Fundación CASID, Dr. Diego Glasbauer, y Director de Mano con Mano.

CASID es una fundación destinada al cuidado, atención en salud e integración social de la persona con discapacidad.

“Las conductas aversivas y autolesivas en algunos casos pueden verse reducidas por una vida de comprensión, afecto, actividad física, mental y social, en personas con discapacidad intelectual y del desarrollo”, agregó Glasbauer. 

Para ello quienes les brindan apoyo deben tener acceso a herramientas y técnicas conductuales positivas que se centren en mejorar la calidad de vida y en la reducción de comportamientos autolesivos.

Crédito. https://telefenoticias.com.ar/internacionales/eeuu-prohibio-el-uso-de-dispositivos-electricos-para-tratar-comportamientos-autolesivos/

Cambiar tamaño de la fuente
Contraste